Un titán de la pintura: Diego Rivera


El mural de Diego Rivera fue plasmado en un lugar conocido como "Casa de Dolores Olmedo", una antigua construcción donde el muralista mexicano tenía un estudio.

Ubicada en calle Inalámbrica, la casa alberga cinco murales, de los cuales uno, mosaico veneciano, se encuentra en la fachada y representa la figura de Quetzalcóatl.